TRASTORNO ALIMENTICIO

TRASTORNO ALIMENTICIO

Los trastornos alimenticios son manifestaciones extremas de una variedad de preocupaciones por el peso y la comida experimentados por mujeres y hombres. Éstos incluyen la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el comer compulsivamente. Todos éstos son problemas emocionales serios que pueden llegar a tener consecuencias mortales.

La Anorexia Nerviosa: se caracteriza principalmente por la auto-inanición (auto-negarse las comidas) y la pérdida excesiva de peso.
Los síntomas incluyen los siguientes:

  • Una preocupación constante por mantener un peso corporal bajo. Usualmente 15% menos del peso normal que se mide de acuerdo a la estatura y edad de la persona.
  • Un miedo intenso hacia el aumento de peso y la obesidad..
  • Una imagen corporal distorsionada.
  • La pérdida de tres períodos menstruales consecutivos (amenorrea).
  • Una preocupación extrema por el peso y la figura.

La Bulimia Nerviosa: se caracteriza principalmente por periodos en los cuales uno come demasiado (atascarse), seguidos por purgas. Frecuentemente estos atasques se hacen en forma secreta.
Los síntomas incluyen los siguientes:

  • Episodios repetitivos de atasques y purga.
  • Una pérdida de control durante los atasques.
  • Purgarse tras los atasques (por vómito auto-inducido, utilización de laxantes, pastillas de dieta, diuréticos, ejercicio excesivo o ayunos).
  • “Estar a dieta” frecuentemente.
  • Una preocupación extrema por el peso y la figura.

El comer Compulsivamente: se caracteriza principalmente por periodos de voracidad impulsiva o el comer sin parar. No hay purgas pero sí ayunos esporádicos o dietas repetitivas. El peso puede variar de normal a discreto, moderado o a obesidad severa.

¿Cómo se desarrolla un trastorno alimenticio?

Los trastornos alimenticios pueden desarrollarse a través de la combinación de condiciones psicológicas, interpersonales y sociales. Sentimientos inadecuados, depresión, ansiedad, soledad, así como problemas familiares y de relaciones personales pueden contribuir al desarrollo de estos trastornos. La idealización obsesiva de nuestra cultura por la delgadez y el “cuerpo perfecto”, también es un factor contribuyente a los trastornos alimenticios.

Una vez iniciados, los trastornos alimenticios tienden a auto-perpetuarse. El hacer dietas, atascarse y purgarse son métodos emocionales que utilizan algunas personas para manejar emociones dolorosas y para sentirse en control de sus vidas personales. A su vez, estas conductas deterioran la salud física, el auto-estima, la capacidad y el control.

 

Prevención

Los trastornos alimenticios se derivan de una variedad de problemas físicos, emocionales y sociales necesarios de ser abordados para ayudar a prevenir y tratar estos trastornos. Familiares y amigos pueden ayudar a establecer buenos ejemplos de comer y de hacer comentarios positivos sobre prácticas saludables de alimentación. Mientras que los trastornos alimentarios parecen concentrarse en la imagen corporal, la comida y el peso, a menudo se relaciona con muchos otros temas. Dirigirse a profesionales de la salud y el estímulo para buscar el tratamiento es fundamental para mejorar la oportunidad de un diagnóstico precoz y la intervención para la recuperación.

Si usted sufre de un trastorno de la alimentación de estas prácticas puede reducir los problemas de salud bucal asociados a ella:

  • Mantenga un cuidado meticuloso de la salud bucal de cepillado y uso de hilo dental.
  • Inmediatamente después de vomitar, no se cepille, pero enjuague la boca con bicarbonato de sodio para ayudar a neutralizar los efectos de la acidez estomacal.
  • Consulte con su dentista acerca de sus necesidades de tratamiento específicas.
  •  Visite a su dentista regularmente.

 

 

x

Check Also

jose-abelardo-quinones

José Abelardo Quiñones

José Abelardo Quiñones Gonzales nació en Pimentel (Chiclayo) el 22 de abril de 1914. Sus ...