1semana: Semana De La Educacion Vial

1semana Semana De La Educacion Vial

Historia:

El fenómeno circulatorio ha seguido el curso del crecimiento de las ciudades. Actualmente representa un símbolo de progreso, rapidez y comodidad, pero es a la vez un problema social de primer orden. Según datos recogidos por el Ministerio del Interior, durante el período comprendido entre 1994 al 2006 se produjo 651 mil 348 accidentes tránsito, que ocasionaron la muerte de 29 mil 534 peruanos.

Constatar tan dramática realidad, nos obliga a plantear la necesidad de desarrollar, tanto hábitos como actitudes seguras y responsables de los ciudadanos hacia el uso de las vías públicas y los vehículos. Es decir: la adquisición de valores viales en los ciudadanos, algo que constituye un paso más que el conocimiento de normas y señales de circulación.

Históricamente, la Educación Vial ha sido un tema que ha preocupado tanto a nivel social como educativo. A nivel social, por las consecuencias socio-económicas derivadas de los accidentes de tráfico, y a nivel educativo, desde la tarea preventiva que podía realizar la Escuela.

En el ámbito escolar, la Educación Vial debe tener un enfoque preventivo y transformador que no esté únicamente centrado en el aprendizaje de conceptos o procedimientos. Se trataría más bien de impulsar un cambio de determinadas actitudes por parte del alumnado; actitudes que sean perdurables a lo largo del tiempo y que a su vez, fomenten valores socialmente deseables.

Consecuentemente, para que la Educación Vial sea una realidad eficaz, se precisa de una presencia constante en todas y cada una de las fases de formación de los ciudadanos, desde los primeros años de vida, por el constante y fuerte protagonismo del tráfico en nuestra sociedad.

En la perspectiva de evitar los accidentes de tráfico en los peatones, viajeros y conductores de cada comunidad, es necesario instituir para su aplicación, objetivos fundamentales de la educación vial tales como:

Crear actitudes de prevención, y conocer y emplear técnicas defensivas en relación al tráfico.
Conocer las normas de Circulación Peatonal en carretera,tener un comportamiento adecuado como peatón en el uso de las vías públicas y fomentar actitudes de convivencia ciudadana.
Utilizar adecuadamente y con sentido de responsabilidad los transportes particulares y colectivos como viajeros.
Crear actitudes de respeto a las normas y hacia los agentes de circulación como servidores en la vigilancia y orden del tráfico.
Interpretar situaciones y crear hábitos de prudencia en relación al tráfico
Conocer y practicar las primeras medidas de seguridad en caso de accidente, así como las normas de socorrismo y primeros auxilios.
Identificar los principales grupos de riesgo y analizar dónde, cómo y cuándo se producen los accidentes de tráfico
Comportarse de manera responsable en la conducción de bicicletas y ciclomotores teniendo conciencia de los peligros que pueda suponer con respeto a las normas y señales relativas a la circulación de tales vehículos.
Valorar las campañas institucionales en relación a la mejora de la seguridad del tráfico.

Resumen:

La Semana de la Educación Vial fue creada por Resolución Suprema Nº 255-77-TD a celebrarse la primera semana de setiembre en todo el Perú, con el objetivo de promover en los centros educativos, medidas de prevención contra los accidentes de tránsito.

En estos últimos tiempos, los accidentes en vías y carreteras han sido las principales causas de muerte en el país y en la mayoría de casos, sucede cuando las personas caen en la negligencia de no acatar las normas de tránsito.

La Educación Vial busca precisamente, difundir las reglas de tránsito a los peatones, conductores, motociclistas y ciclistas con el fin de evitar accidentes que provoquen pérdidas humanas.

Para complementar este labor, la Policía Nacional cuenta con un Decálogo Escolar.

– No caminaré por la pista o calzada; lo haré por la vereda o acera.
– Antes de cruzar la pista o calzada, miraré a derecha e izquierda.
– Para cruzar esperaré a que el tránsito de vehículos esté detenido y lo haré por el “crucero de peatones”.
– No viajaré en el estribo ni sacaré ninguna parte del cuerpo por las puertas o ventanillas de los vehículos.
– Saldré de mi casa con el tiempo necesario para llegar al colegio sin apuros.
– No preocuparé a mis padres con mi tardanza, ya que me esperan con ansiedad.
– No me entretendré jugando en las calles, porque me expongo a un accidente.
– Cuando maneje bicicleta o motocicleta otra persona, no haré pruebas que puedan motivar un accidente.
– Consideraré al policía como un amigo que está pronto a auxiliarme cuando me encuentre en peligro. El policía de tránsito es el encargado del ordenamiento del tránsito en la ciudad. En ese sentido, el policía tiene la finalidad de organizar el paso de peatones y vehículos en lugares donde no hay semáforos o cuando el tráfico es muy intenso.

x

Check Also

jose-abelardo-quinones

José Abelardo Quiñones

José Abelardo Quiñones Gonzales nació en Pimentel (Chiclayo) el 22 de abril de 1914. Sus ...